You are on PERI's international website. Click here to switch to PERI USA. Click here to view all PERI websites.

14
jun
14
jun

Identifique y prevenga fisuras durante el levantamiento de muros en concreto

14-jun-2018


Infraestructura que previene fisuras durante el levantamiento de muros en concreto

No hay obra realizada en concreto que no las presente. Suelen relacionarse con problemas de durabilidad o imperfecciones en una estructura, es algo usual que ocurra. Al usar encofrados para construcción se logra mitigar en parte este fenómeno, sin embargo sigue existiendo la posibilidad de enfrentarse a las fisuras y los constructores deben tener varios factores a considerar para poder identificarlas, prevenir y sellarlas.

Al realizar un encofrado para infraestructura, el concreto se puede fisurar debido a que es un material que, si bien soporta grandes cantidades de esfuerzos de compresión, no lo es cuando se somete a fuerzas de tensión; para ser más precisos, su resistencia a fuerzas de tensión es aproximadamente una décima parte de su resistencia a fuerzas de compresión. A pesar de que se refuerza el concreto con barras de acero, las cuales se encargan principalmente de soportar las fuerzas de tensión, llega un momento en que esta fuerza aplicada supera la resistencia y es ahí cuando aparecen las fisuras.

Como en una herida abierta que se expone a infecciones, las fisuras, en los encofrados de construcción, permiten el ingreso de numerosos agentes dañinos provenientes del medio ambiente y que atacan los aceros del refuerzo, tales como el agua, dióxido de carbono, materiales disueltos en el suelo y sales. Como resultado, comienza un proceso de corrosión en el acero, que afecta de forma significativa la durabilidad de una obra, y da origen al óxido. Esto se evidencia en el color naranja/café oscuro con el que se tiñe la barra de refuerzo al ser afectado por el óxido.

Es por eso que las filtraciones de agua al interior del encofrado de construcción deben evitarse con especial cuidado. Cuando se realizan encofrados para columnas y cualquier otro encofrado, las fisuras pueden comprometer la rigidez de la estructura resultante. El ancho de la fisura puede determinar el grado de disminución de capacidad de carga de servicio que podría soportar la estructura.

En la instalación de ductos eléctricos, hidráulicos o sanitarios es donde las fisuras más comunes suelen aparecer. En este caso, idealmente debe usarse una malla con vena en todo tubo que quede embebido en el concreto y que además cuente con un recubrimiento inferior a 2 centímetros, unido al tubo en el lado que no dé al refuerzo, así se aísla el concreto y no se demarca la fisura.

Cuando se tienen tuberías embebidas al realizar encofrados de construcción, es importante tener un especial cuidado con el tipo de concreto a utilizar. En la medida de lo posible, se recomienda utilizar concreto adicionado con fibras, ya que poseen una buena cohesión, contribuyen a una mejor resistencia a las fuerzas de tensión, lo que reduce la aparición de fisuras.

Otro método para tratar las fisuras son las inyecciones, las cuales restituyen el monolitismo perdido de la estructura. Éstas pueden utilizarse a partir de fisuras con un ancho mínimo de 0.15 milímetros hasta un máximo de 6 milímetros. Aparte de este factor, conociendo si la fisura tiene algún tipo de movimiento y su condición de humedad, como principales aspectos, se puede determinar el tipo producto que se utilizará en la inyección.

Siendo conscientes de las implicaciones que traen las fisuras después de realizar un encofrado, reconocerlas, prevenirlas y tratarlas nos permiten entregar proyectos con una mayor calidad y satisfacción para los clientes. El permanente acompañamiento de nuestros ingenieros y su experiencia brindarán las mejores garantías para su proyecto. Contáctenos

Fuentes: